El pasado 13 de Junio, más de 50 embajadoras y embajadores de 17 Unidades Educativas pertenecientes a la Red de Escuelas Amables y Seguras se encontraron para debatir sobre las estrategias para hacer sus espacios educativos más seguros y más amables. Las niñas, niños y adolescentes plantearon ideas de cómo mejorar la infraestructura, emplear a más profes (para tener cursos con menos estudiantes), que haya más tiempo y espacio para jugar y disfrutar de su niñez y adolescencia y crear un clima más amable en los colegios. Un enfoque de esta asamblea fue la equidad de género.

Al respecto se discutieron varias preguntas: ¿Cómo logramos que todas y todos tengan espacio para jugar y que la cancha deje de ser ese espacio de juego competitivo y violento? ¿Cómo podemos mejorar las materias y que los profes nos enseñen la historia de mujeres importantes? La asamblea se desarrolló a través de juegos. “Es importante aprender a través del juego” decían varios embajadores de la REAS.